La multicanalidad y la digitalización bancaria han guiado los procesos de innovación del sector financiero.

La transformación digital avanza de manera imparable en el sector financiero. Con la crisis financiera se produjeron importantes cambios sociales, la digitalización y la interacción en las redes sociales entraron en nuestras vidas, pero rápidamente, el rubro se adaptó a la demanda social digital a través de los nuevos actores como las Fintech y posteriormente las Bigtech, Telecos y Neobancos.

Las principales tecnologías de la transformación digital financiera que son la Inteligencia Artificial, Big Data, Blockchain, loT y Biometria, hacen que el sector siga innovando. Es decir, creando nuevos productos financieros al servicio de cliente digital.

Nos referimos a productos financieros digitales como el pago digital (pago-móvil), crowdfunding, criptomonedas, agregadores financieros o gestión automatizada (robo-advisors y quant-advisor). Estos productos digitales han irrumpido con fuerza durante la transformación digital y han cambiado por completo la forma en la que interactúa el sector financiero con sus clientes.

De interés: El Ecosistema Fintech marca el futuro de la Banca Digital en Latinoamerica

El Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional (FMI), en un reciente informe señalan que los desarrollos que van desde la inteligencia artificial a las aplicaciones móviles están “proporcionando nuevas soluciones que buscan la eficiencia, la accesibilidad y la seguridad de los servicios financieros”.

En el año 2017, según el FMI, el sector invirtió 90.000 millones de dólares en tecnologías diversas y, de esta cantidad, un 20% fue a parar a empresas ´fintech´ que trabajan en campos como el ´blockchain´, la inteligencia artificial, los pagos y las criptomonedas.

Tendencias digitales

Los bancos no quieren perder la oportunidad de ampliar tecnológicamente su negocio y mejorar la relación con sus clientes, por ello están atentos a las novedades que están por venir en la transformación digital de la banca.

Entre algunas podemos mencionar la computación cuántica que empieza a dar sus primeros pasos junto a la banca. Es un nuevo modelo de procesamiento de datos que permitirá resolver en minutos problemas que antes llevaban meses.

Basada en cúbits o bits cuánticos, está tecnología puede ayudar al sector financiero a encontrar respuestas más rápidas a todo lo relacionado con el riesgo y los estudios de inversión.

Puedes leer: Banca y Fintech hondureñas empeñadas en fomentar la inclusión financiera del país

La seguridad en la transferencia de datos a través de claves y cifrados criptográficos es uno de los pilares de cualquier empresa, también del sector bancario. La criptografía homomórfica es un paso adelante en este terreno. Esta nueva tecnología permite la lectura y la operación de datos cifrados sin necesidad de descifrarlos antes.

Otros que se pueden mencionar es la innovación en ‘pentesting’, un test que se realiza sobre las propias máquinas por los expertos en seguridad de una empresa para encontrar vulnerabilidades y trabajar sobre ellas para evitar un ataque externo.

El sector bancario, como destaca el informe de BBVA Next Technologies, debe estar muy pendiente de Unity porque es “la herramienta más comúnmente usada para abordar proyectos en todos los ámbitos”. Además, Unity une talentos entre su comunidad y cuenta con 3.000 millones de dispositivos conectados en el mundo, según su propia web.