Con más de 745,308 infectados y más de 35,307 muertes en 192 países, el sector tecnológico destaca en estos momentos de crisis sanitaria para monitorear y controlar la pandemia que se enfrenta a nivel mundial.

Ningún otro brote en la historia de la humanidad, antes pudo ser rastreado e investigado con tanto detalle y en tiempo real como en el caso del coronavirus, donde disponer de tanta información permite que las investigaciones para entender el virus y crear una vacuna avancen más rápido que nunca.

Es así que la pandemia del COVID-19 se está viviendo de una forma totalmente diferente a otras, gracias a las nuevas tecnologías que se están aplicando actualmente alrededor del mundo.

Tech contra la pandemia  

BlueDot, starup canadience ayuda con el rastreo de riesgos de enfermedades

IA para rastrear brotes: La startup canadiense BlueDot ofrece el servicio de rastreo y anticipación de riesgos de enfermedades infecciosas. Su inteligencia artificial advirtió sobre la amenaza nueve días antes que la Organización Mundial de la Salud (OMS), emitiera un comunicado advirtiendo a las personas sobre la aparición del nuevo coronavirus.

Robótica: Los robots no pueden contraer la enfermedad, por lo que en China están ayudando a limpiar, esterilizar, entregar medicamentos y alimentos con el objetivo de reducir el contacto entre humanos. Los robots de Blue Ocean Robotics en Dinamarca, utilizan luz ultravioleta para matar de forma autónoma bacterias y virus, ayudando de manera significativa a luchar contra el COVID-19.

Mapeo en línea: Microsoft elaboró un mapa interactivo en tiempo real que permite seguir los datos de la pandemia a nivel global, funciona recopilando datos actualizados de los diferentes países afectados.

IA: DeepMind de Google utilizó sus algoritmos y potencia computacional para revelar qué proteínas están presentes en este coronavirus y publicó los hallazgos para ayudar a desarrollar tratamientos y medicinas.

DeepMind ayuda a revelar los componentes proteicos del coronavirus.

Por otro lado, BenevolentAI actualmente también utiliza la IA para apoyar en los esfuerzos que se dan en todo el mundo para tratar el coronavirus. Hasta el momento, está usando sus capacidades predictivas para proponer medicamentos existentes que podrían ser útiles.

Drones: Esta herramienta se ha hecho esencial en muchos países del mundo durante la pandemia para entregar suministros básicos y médicos, convirtiéndose en una de las maneras más rápidas y seguras para hacer entregas sin necesidad de ningún tipo de contacto humano. También se están usando en muchos lugares para vigilar las calles y hacer cumplir los mandatos de cuarentena que algunos países han implementado.

Supercomputadoras: Los avances tecnológicos actuales permiten acceder a herramientas digitales como la nube y las supercomputadoras, por ende, compañías tecnológicas de como Tencent, DiDi y Huawei usan este tipo de tecnologías para acelerar el desarrollo de una vacuna contra este virus. La ventaja de estos sistemas es que pueden ejecutar cálculos y simular diferentes situaciones de forma mucho más rápida que lo haría una computadora convencional.

Aplicación exitosa de la tecnología

Para el caso, China siendo un país que invierte mucho en ciencia y tecnología, cuando el virus empezó a propagarse por todo su territorio, tuvo la capacidad de apoyarse en su fuerte sector tecnológico, -especialmente en la inteligencia artificial- para detectar y rastrear la enfermedad. Por ejemplo, el gigante tecnológico chino Alibaba anunció un nuevo sistema de IA que detecta el coronavirus en solo unos segundos y con un 96% de precisión.

La inteligencia artificial también ayuda a los trabajadores de salud a detectar y controlar la enfermedad de manera eficiente. Esto es lo que se hace en hospitales como el de Zhongnan, China, los cuales se ayudan en una IA para detectar signos típicos o parciales de COVID-19. El software en mención fue desarrollado por la startup china Infervision.

El uso de los drones de la compañía Terra Drone es vital para el transporte seguro de muestras medicas.

Por otro lado, Terra Drone está utilizando sus vehículos aéreos no tripulados para transportar muestras médicas y material de cuarentena con un riesgo mínimo entre el centro de control de enfermedades del condado de Xinchang y el Hospital Popular en China.

Para el control y detención de personas infectadas, en China y otros países cuentan con un poderoso sistema de vigilancia en la mayor parte de su territorio, gracias a las cámaras de reconocimiento facial con IA que detectan, por ejemplo, la temperatura y ayudan a identificar a cualquier ciudadano que tenga la posibilidad de tener el virus.

Además, el gobierno chino también desarrolla un sistema de monitoreo que utiliza grandes bases de datos para evaluar el riesgo de cada individuo en función de su historial de viajes, de esta manera se conoce si la persona estuvo en un punto crítico de infección o si estuvo expuesto a personas que portan el virus. Luego a los ciudadanos se les asigna un color, a través de las aplicaciones WeChat o AliPay, que indica si deben permanecer en sus casas o pueden salir a las calles.

Fuente: Nmas1